Close up of multiethnic team solving blank puzzle on table. Female hand offering puzzle piece, problem solution concept. Multi-racial executive employees brainstorming about work related problem.

VUCA: cómo liderar en entornos permanentemente cambiantes

Jefes hay muchos, líderes no tantos. Desde que empecé a trabajar en marketing he tenido 5 managers, y sólo uno de ellos fue más jefe que líder. De él me llevé una gran lección: qué persona no quiero ser y qué cualidades no quiero tener en mi trabajo. De todos los demás, sólo puedo decir cosas positivas y el aprendizaje que me he llevado de cada uno ha sido brutal (en lo personal y en lo profesional).

¿Quieres recibir las nuevas publicaciones en tu email?

La gran virtud del buen líder: dejar brillar al equipo y aplaudirle desde la oscuridad

Un líder tiene muchas responsabilidades. Muchas aptitudes son importantes para serlo en condiciones. Pero creo que una de las más difíciles para muchos es «reconocer el éxito de otros y atribuir el mérito individual» en situaciones de incertidumbre como la actual. Tengo muchos casos cerca de jefes que se agencian el buen trabajo de sus equipos y quieren brillar con luz propia auto atribuyéndose el mérito.

Muchos otros lo consiguen y lo hacen con gusto. El problema viene cuando vivimos una época como la actual. Un momento en el que todo se tambalea, nada es seguro y hay que sacarse las castañas del fuego. Aquí es donde se ve la auténtica madera de líder.

La gran virtud del buen #líder: dejar brillar al equipo y aplaudirle desde la oscuridad

VUCA ¿qué es y que implica para las empresas?

Elisenda Porras es Formadora en Habilidades Directivas y Personales y la conocí a través de una charla que dio en EAE Business School.

Allí descubrí el VUCA, un entorno tan complejo como real y en el que vivía sin saberlo y que aplica a la figura del líder en este momento con la crisis del Coronavirus:

  1. Volatilidad: el entorno no sólo es cambiante, sino que es complicado definir cuál será su evolución.
  2. Incertidumbre: los cambios del entorno a menudo son ajenos a la persona, por tanto es un conocimiento del que nunca va a disponer a priori.
  3. Complejidad: los árboles a menudo impiden ver el bosque. En un entorno cambiante hay demasiados factores a tener en cuenta y que afrontar para seguir adelante.
  4. Ambigüedad: la interpretación de la realidad es libre. En estos entornos, hay que desaprender para aprender y ver todo desde varios prismas.

El entorno actual se define como VUCA y afecta a las empresas en tanto que deberían poder responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuánto sabemos sobre una situación concreta?
  • ¿En qué medida podemos anticipar el resultado de nuestras acciones?

Estarás de acuerdo en que el momento actual no permite dar demasiada respuesta a estas preguntas. La pandemia ha llegado como un huracán. Mata a personas. Enferma a otras. Quita trabajos. Cierra empresas. Encierra a familias. Pero hay que seguir adelante.

¿Cómo debemos afrontar el cambio desde la perspectiva del liderazgo?

Esa es la mayor dificultad y por eso es tan importante contar con buenos líderes en las compañías en momentos como este. Líderes que entiendan el entorno VUCA, que miren por sus equipos y no sólo por ellos, que sean capaces de trabajar muy bien en el presente sobre un buen cimiento porque el futuro es profundamente incierto.

Flexibilidad y la adaptación son las principales virtudes del líder en entornos VUCA

Jesús A. Lacoste

Por ello un buen líder debería responder de la siguiente manera antes las dos preguntas del millón:

  • ¿Cuánto sabemos sobre una situación concreta? Formación y reciclaje constante. No sabemos demasiado sobre la situación, por ello debemos estar al día de todos los avances y dominarlos para ser punteros en el mercado sea cual sea su situación.
  • ¿En qué medida podemos anticipar el resultado de nuestras acciones? Perseverancia y coraje. Es muy difícil anticiparse a la realidad en un entorno tan incierto. Por eso resulta fundamental que los líderes tengan la capacidad de afrontar los cambios como vienen y sobre todo adaptarse a ellos de la forma más rápida y pragmática posible.

Un enfoque de riesgo empresarial donde la figura del líder es clave

Al principio del post hablo de managers/líderes que he tenido durante los últimos años. Prácticamente todos ellos están de sobra preparados para liderar en un VUCA. ¿Por qué? Porque son capaces de sobrevivir en situaciones de riesgo sin perder el rumbo ni el control.

Afrontando el #VUCA con visión empresarial: inyecta conocimiento de forma transversal y aumenta la velocidad de aprendizaje

No muestran miedo (aunque lo tengan) ni se quedan estáticos ante la situación. Esa actitud es la que deben transmitir a sus equipos para desarrollar nuevos líderes y crear un tejido humano empresarial preparado y dispuesto para afrontar lo que venga.

A %d blogueros les gusta esto: