La Experiencia del candidato y por qué debes tenerla en cuenta

Los equipos de Reclutamiento y de Marketing deben ser capaces de trabajar en conjunto para ofrecer la mejor Experiencia posible a los candidatos.
Los equipos de Reclutamiento y de Marketing deben ser capaces de trabajar en conjunto para ofrecer la mejor Experiencia posible a los candidatos.

En el ámbito del diseño y la usabilidad, la experiencia del usuario (más adelante explicaremos la Experiencia del candidato) se entiende como «el proceso que lleva a cabo el usuario cuando interactúa con un producto. Este concepto tiene su origen en el campo del Marketing online, estando muy vinculado con el concepto de Experiencia de Marca (pretensión de establecer una relación familiar y consistente entre consumidor y marca).» Fuente 40defiebre

En la disciplina del Marketing de Recursos Humanos, la Experiencia del candidato o Candidate experience está directamente relacionado con el proceso de reclutamiento y de contratación de una compañía.

La Experiencia del candidato relaciona lo que ofrecemos digitalmente al candidato y los sentimientos que generamos en este a través de nuestro contenido y nuestra forma de mostrarlo.

¿Por qué la Experiencia del candidato es importante para los reclutadores?

Desde que empieza la interacción con el candidato, cualquier cosa que la empresa le muestre (y cómo se la muestra) influye directamente en las decisiones que pueda tomar el candidato:

  • Abandonar la web
  • Registrarse 
  • Aplicar a una oferta de trabajo
  • Enviar la página a un amigo
  • Descargarse la app
  • Buscar más información sobre la empresa

Podríamos hacer un listado infinito de todo lo que los candidatos pueden hacer durante su interacción con nuestra empresa.

La Experiencia del candidato debe estar definida en base a los objetivos del negocio, siempre alineados con la estrategia corporativa de la compañía. #RRHH #Marketing #HRMarketing Clic para tuitear

Es fundamental ser estratégicos, es decir, debemos ser capaces de «guiar» al candidato a interactuar con el fin de que cumpla los objetivos que tengamos marcados desde el punto de vista del negocio.

En Marketing de RRHH, el objetivo primordial es siempre la «Inscripción en oferta» el objetivo mayoritario para el negocio. No obstante hay otros objetivos muy importantes como es el registro del candidato en nuestra web que también debemos perseguir en términos de negocio.

Los sentimientos del candidato

La marca de una empresa ya genera un sentimiento en lo candidatos. Obviamente, las grandes marcas pueden labrarse ese sentimiento a través de grandes campañas de branding y comunicación, pero las más pequeñas también pueden hacer a través de buenas estrategias de Marketing de Recursos Humanos.

Pero más allá del sentimiento que genera una empresa en la mente de un candidato al escuchar el nombre, hay que trabajar la experiencia que vive el candidato cuando interactúa digitalmente con esa empresa.

Este sentimiento que se inicia en la web o en la app es el más decisivo, es justamente el previo a la consecución de los objetivos que tenemos (inscripciones a oferta, registro en web, descarga de un material…). Por ese motivo es tan importante que equipos de reclutamiento y marketing trabajen conjuntamente en la Experiencia del candidato.

¿Cómo deben trabajan RRHH y Marketing en la Experiencia de candidato?

Desde que un candidato conoce la empresa hasta que aplica en una de sus ofertas o se registra, pasa por numerosas fases que el equipo de Marketing debe conocer. La labor de Marketing en este sentido es optimizar el recorrido del candidato desde que llega a la web hasta que se cumplen los objetivos.

Recursos Humanos, el equipo de reclutadores concretamente, deben ser capaces de coordinarse con Marketing definiendo el contenido a mostrar al candidato: qué vamos a mostrar, con qué tono, qué mensajes son clave en la comunicación, cómo quieren que la empresa sea reconocida y qué premisas quieren vender a candidatos.

En definitiva, hablar de Experiencia del candidato es hablar de sentimiento e interacción. Como empresa, debemos ser capaces de generar sentimientos positivos, ilusionantes y con proyección a los candidatos.

En paralelo a esto, debemos ser capaces de definir estrategias que respondan a los objetivos del negocio y poco a poco ir adaptando las acciones a las necesidades que requiera el mercado.